The Moth Diaries (2011).

3

Había muchas expectativas en torno a la nueva obra de Mary Harron, autora de la estupenda adaptación de American Psycho. Lamentablemente, The Moth Diaries no llegan a la altura de esta, y consigue poco más que el aprobado justito para figurar en la lista.


La película arranca de la peor manera posible. Si los referentes que uno espera son Byzantium o Let me in, la primera parte parece orbitar más en el punto intermedio entre estas y la saga Crepúsculo. Los primeros compases con temas pop sonando de fondo son tan desatinados que incluso llego a pensar que es una jugarreta de la directora para subrayar un predecible giro en la trama. Y esto es cierto… a medias.
Comenzamos conociendo la relación entre Rebecca (la protagonista) y Lucy, su mejor amiga. Como muchas adolescentes, entienden dicha amistad de manera posesiva y los celos no van a tardar en saltar. “Este va a ser el mejor año”, promete Lucy a su amiga, pero lo errado de tal afirmación queda patente cuando aparece en escena el enigmático personaje de Ernessa. Hay que reconocerle a estas tres bellezas (cada una a su manera) que su interpretación es de lo mejor del metraje, lo que contrasta con el resto de secundarios que resultan planos y estereotipados en el mejor de los casos. Ernessa comienza una seducción nada sutil de Lucy, y de manera bastante forzada, Rebecca comienza a sospechar que Ernessa es una vampiresa.


Como telón de fondo y para dar sentido a las sospechas de la protagonista, tenemos un profesor de literatura mojabragas comentando el género de terror gótico y más concretamente la obra Carmilla. A decir verdad, podríamos definir The moth diaries como una adaptación muy libre de esta, con el colegio funcionando a modo de mansión victoriana y chicas guapas de internado paseando en camisón por la noche. Volviendo a las clases del profesor de literatura, en una conversación que mantiene con la protagonista entrevemos alguna de las claves argumentales de la cinta: El profesor expone el irrefrenable deseo del vampiro de compartir su existencia con alguien, aun consumiéndole en el proceso, y la necesidad de ser invitado por su anfitrión.
De manera algo más sutil esta vez, nos enteramos de un factor relevante del pasado de Rebecca: el suicidio de su padre y el temor a haber heredado este trastorno.
Tras 35 minutos sin que ocurra nada relevante ni mínimamente terrorífico, llegamos a la primera secuencia con encanto (y que recuerda poderosamente a las mejores de Drácula vuelve de la tumba). Rebecca quiere espiar el dormitorio de Ernessa y para ello sale a la cornisa del edificio, ofreciéndonos unos planos de incuestionable belleza (aunque quizás canta demasiado la ayuda de “lo digital”). A partir de aquí la película coge algo más de interés. El problema es que la disyuntiva entre que las sospechas de Rebecca sean ciertas, o bien se trate simplemente de una cría celosa, se va al traste cuando aparece una testigo de las capacidades sobrenaturales de Ernessa. Una pena que con un arranque tan lento, esto se revele tan rápido.


Ernessa va consumiendo poco a poco la vida de Lucy y de todos aquellos que rodean a Rebecca. En realidad lo que queda patente, es que es la vida de Rebecca la que consume de forma indirecta, esperando que esta acabe “entregándose a la muerte”.

Lucy finalmente muere. No se ha suicidado, pero se ha “entregado a la muerte” de manera voluntaria, tal y como se espera de Rebecca. Y por analogía, tal y como hacen las víctimas de los vampiros clásicos cuando abren la ventana de sus cuartos para que acceda una criatura que no sería capaz de entrar sin su necesaria colaboración. Esta analogía entre suicidio y entrega al vampiro es una reflexión que sobre el papel mola y que viene adornada con algunos buenos diálogos sobre la muerte y quitarse la vida, pero que no bastan para justificar por sí solos la película. Horror nada, o casi nada. Un poco de inquietud si acaso en la mencionada secuencia en los tejados y en un par de pesadillas de la protagonista. Un buen ambiente y una dirección correcta, también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s