El callejón (2011)

“El callejón (Blind Alley)” 2011

Dir: Antonio Trashorras.

Int: Ana de Armas, Diego Cadavid, Leonor Varela.

Imagino que no van a ser muchas las veces que pueda escribir sobre cine español en 101 vampiros, y El callejón de Antonio Trashorras me parece un estupendo comienzo.

A El callejón le han dado por todos lados. En gran parte se debe a que hay ciertos códigos del cine de terror de los que hay que ser conocedor y con los que se debe estar sintonizado para que determinadas decisiones de dirección, ritmo, montaje y guion no descoloquen al espectador hasta el punto de alejarle de la trama. La película funciona como un gran homenaje a la serie B, el giallo y especialmente al cine de Brian de Palma (Doble cuerpo) y Argento (Inferno). ¿Eso quiere decir que hay que tener un doctorado en cine de terror para disfrutar de la película? Claro que no, pero lo que es seguro es que El Callejón no es una película para todo el mundo (se me ocurren pocas cosas más bonitas que decir de una peli), y estoy seguro de que Trashorras lo tenía muy claro cuando se puso con ella.

Otra parte de las críticas hacia el film (las que más me cabrean), creo que se deben a la dualidad del autor como director y crítico cinematográfico. Hay un cierto gustillo en darle un zas en la boca a un crítico que se atreve a dar el salto (como en su momento hizo el propio Argento).

La actriz Ana de Armas junto al director Antonio Trashorras.

Yendo al discurrir de la peli, esta comienza con los créditos sobre una surrealista secuencia de baile a cargo de la bellísima Ana de Armas en el papel de Rosa. A pesar de lo chocante que resulta, la coreo sirve para ponernos sobre aviso de que no estamos ante una peli de género al uso.

Tras los créditos, descubrimos que Rosa estaba participando en un casting, y la vemos en su trabajo de limpiadora en uno de los mastodónticos hoteles de Benidorm. Trashorras nos regala algunos bellos planos de la ciudad cargados de simetría y nostalgia, que contrastarán con las secuencias nocturnas del grueso de la película, dando a estas un regusto a ensoñación, a paisaje mágico y terrorífico. Estas secuencias transcurren en una lavandería del callejón que da título a la película. Los contrastes y la saturada paleta de color recuerdan al cine ochentero y a las referencias anteriormente comentadas.

Una de las señas del film es el intento de resolverlo en una sola localización (al menos tras los primeros quince minutos de película) y con un elenco muy reducido. En la lavandería, Rosa conoce a Gabriel, interpretado por el colombiano Diego Cadavid. Ambos actores se reparten el protagonismo de manera solvente, pero sin alardes. Inician un juego de seducción que se torna en uno del gato y el ratón. Rosa y los espectadores descubren a la vez que el agradable Gabriel es realmente un asesino, al que la protagonista consigue dejar fuera de la lavandería donde se mantendrá atrincherada. No es hasta el último cuarto del metraje, donde otra vez espectador y protagonista al mismo tiempo, descubren lo que lleva a incluir El callejón en esta web. Gabriel no es un psicópata “normal”, sino un vampiro. Este giro loco loco loco nos permite disfrutar de algunos efectos de maquillaje bastante conseguidos, y de otros infográficos que envejecen a toda velocidad.

En resumen, una película muy recomendable y reivindicable a pesar de (o gracias a) lo que marcan sus notas en Filmaffinity e IMDB.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s